Llama a un cerrajero

El acusado, que ha sido detenido, se llevó equipos electrónicos, 600 euros en efectivo y lotería.
La audacia de algunos delincuentes no tiene límites. El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a un hampón que contrató a un cerrajero de Palma para que le abriera de madrugada una oficina de las Avenidas, que según le dijo era de su propiedad, y que a continuación desvalijó.
A Carlos L.P., de 37 años, le constaban antecedentes policiales anteriores y estaba en busca y captura por una estafa en Eivissa, en 2007, y un robo con violencia en Barcelona, en abril del año pasado. Por este último delito un juez dictó su ingreso en prisión en cuanto fuera localizado.
Sin embargo, se esfumó y no se tuvieron noticias de él hasta el 22 de noviembre pasado, cuando reapareció en Palma. A la una de la madrugada llamó a un cerrajero, le dio su documentación personal y le explicó que se había dejado las llaves en su oficina de las Avenidas. El profesional arrancó el bombín sin saber que se trataba de un delincuente. Una vez en el interior, desvalijó la agencia de viajes y se llevó ordenadores, portátiles, teléfonos móviles, escaners, cámaras, 600 euros en efectivo y lotería de Navidad.
El detenido estaba siendo investigado por otro delito
Al día siguiente, se descubrió el robo y curiosamente cuando los afectados hacían inventario de lo sustraído apareció el cerrajero, que les indicó: «Vengo a cobrar el resto de la factura por el cambio de bombín de anoche». El profesional descubrió entonces que había sido engañado. Con los datos que facilitó el delincuente se descubrió enseguida que se trataba de Carlos L.P., que también estaba siendo investigado por otro grupo policial por la sustracción de un ordenador, precisamente a la empleada de la oficina asaltada.De hecho, los dos se conocían y la mujer le prestó el portátil, que después apareció en una tienda de segunda mano.
En diciembre, una patrulla del 091 localizó al sospechoso en un coche robado, con una acompañante. Antes de que pudiera ser reducido, se dio a la fuga y casi arrolla a los funcionarios. Finalmente, el 26 de enero fue detectado de nuevo en Palma y en esta ocasión no pudo escapar, aunque lo intentó. Su novia fue arrestada inicialmente, pero luego quedó libre porque está al cargo de un menor y no quedó acreditado que hubiera participado en las actividades delictivas de su compañero.

Fuente

Posiblemente le gustan también...

T2T.es Internet Tools