Cerraduras de Borjas son seguras?

La oleada de robos en viviendas del territorio provoca la escasez de cerrojos de seguridad en tiendas especializadas 

Los clientes tardan 15 días en ser atendidos

BILBAO

LA Policía Local de Leioa arrestó recientemente a dos de los integrantes de la banda de Europa del Este especializada en ganzuar cerraduras de borjas -en especial de la marca MCM- y en asaltar viviendas sin forzar las puertas. La banda operaba desde hace meses a lo largo y ancho del Bilbao metropolitano accediendo a los domicilios sin utilizar la violencia. Para ello, empleaban una llave maestra, una herramienta propia de los cerrajeros, que junto con una ganzúa manejaban para abrir las puerta aunque estuviera cerrada con vuelta o con la llave puesta. “Lo que hay que hacer es un registro de los puntos de venta de herramientas para cerrajeros y de quiénes las compran. Es algo que llevamos tiempo reclamando, porque son herramientas que solo deberían tener los profesionales del sector”, denuncia David Ormaechea, presidente de Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES).

A raíz de la advertencia por parte de los ayuntamientos de la existencia de esta banda, los cerrajeros están desbordados. Saturados de trabajo. Los ciudadanos han acudido en masa a las cerrajerías y ferreterías para instalar un cerrojo de seguridad que dificulte la laborde los amigos de lo ajeno. Tanto es así que los almacenes de ferretería e, incluso, los propios fabricantes de estos cerrojos se han quedado sin stock. Por ello, desde hace semanas cuentan con listas de espera “de hasta quince días” para poder instalar este cerrojo a sus clientes y los profesionales han visto incrementado su trabajo “entre un 500 y un 1.000%”. Si bien, desde UCES quieren enviar un mensaje tranquilizador a la población y garantizar que las cerraduras de borjas son “seguras” y que los robos no han sido tantos. “De haber una ola tan importante de robos sería el propio Ministerio de Interior quien aconsejaría instalarlos”, afirma el presidente.

“Llevamos meses poniendo estos cerrojos, antes venían las personas que habían sufrido un robo o, como mucho, los vecinos que se habían enterado. Ahora viene muchísima gente. Tenemos una lista de espera de quince días. Cada tres días ponemos 2 o 3 cerrojos, según nos van llegando”, afirman desde Ferretería Gonzalo, en Santurtzi. También Vanesa, de la cerrajería Santutxu 2000, reconoce el incremento en las ventas. “Nosotros teníamos cuatro de estos cerrojos en la tienda y hemos tenido que pedir 10 más. Estamos a la espera de recibirlos porque tampoco la fábrica cuenta con ellos”. Y es que, según explican los trabajadores del sector, debido a la crisis, la fábrica contaba con un stock limitado y, ahora, con el incremento de pedidos, se han visto desbordados.

Son muchas las clases de cerrojos de seguridad instalables en las puertas con cerradura de borjas; sin embargo, solo una marca ha agotado sus existencias, las de la marca Lince. “Un cerrajero mencionó esta marca en la televisión y ahora la gente solo quieres esos cerrojos, les da igual lo que valgan otras marcas están obcecados”, afirma Vanesa. “La verdad es que otros cerrojos también encajan, pero los de esta marca encajan muy bien en las puertas de borjas, por los modelos y las distancias. Ademas, tiene una llave de puntos cuya apertura es más complicada”, matiza Gonzalo.

EN TODAS LAS CASAS Las cerraduras de borjas son las más comunes en los domicilios vizcainos, ya que fueron una de las más instaladas durante la década de los ochenta; unas de las más seguras del mercado. “Como todo, las cerraduras evolucionan y los ladrones también”, afirma el presidente de UCES. Ahora, la seguridad de estas cerraduras ha sido vulnerada. El mejor método, según los profesionales del sector, para aumentar la seguridad es la instalación de un cerrojo de seguridad con llave, complican el apalancamiento de las puertas, “aunque los cacos pueden abrir cualquier cerradura pero con estos cerrojos les cuesta más tiempo y hacen más ruido”, comenta Ormaechea. En cuanto al coste, el cerrojo y su instalación oscilan entre los 130 y 17 0 euros. “Lo mejor es poner el cerrojo porque cambiar la cerradura supondría un coste mayor, ya que en la mayoría de los casos habría que cambiar la puerta entera”, explica Asier, de la Cerrajería A3. A pesar de lo que pueda parecer, el gremio está inquieto. “Esto es pan para hoy y hambre para mañana porque las ventas del año se están concentrando”, matizan.

Fuente: http://www.deia.com/2012/03/31/bizkaia/sucesos/la-lista-de-espera-llega-a-la-cerrajeria

Posiblemente le gustan también...

T2T.es Internet Tools